El Ejército afectó cerca de 1000 soldados a la lucha contra el coronavirus

Provinciales 05 de junio de 2020
Los soldados se encargan de la entrega de módulos alimenticios y el emplazamiento de centros de asistencia temporarios, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social. "Estamos formados para responder ante catástrofes naturales, pero esta vez jugó a favor el tiempo que tuvimos para prepararnos", destacó el comandante Julio Berden.
ejercito chaco

El comandante de la III Brigada de Monte, guarnición Resistencia, Julio Berden, brindó precisiones respecto del trabajo realizado por el cuerpo militar en apoyo a los operativos oficiales de prevención de la COVID-19 en  el actual contexto de pandemia. Destacó que si bien la fuerza está preparada para responder antes catástrofes naturales, "esta vez tuvimos tiempo para prepararnos y eso jugó a favor", evaluó.

En ese contexto, destacó que "lo más importante es la prevención que tenemos en la primera línea", ya que el personal cuenta con los elementos de bioseguridad, además de cumplir con pautas estrictas de desinfección para estar listos para la siguiente tarea. "Es todo personal de carrera, aún los voluntarios, con lo cual cuenta con una capacitación previa que los pone en condiciones de realizar las tareas que les son asignadas", remarcó. 

Asistencia y contención
Entre las acciones que despliega el Ejército por estas horas se encuentra la "distribución de módulos alimenticios,a requerimiento del Ministerio de Desarrollo Social en distintos barrios, como en la zona del Gran Toba y en Fontana".

La fuerza se encargó además de armar algunos centros de aislamiento, con camas, también en el barrio Toba. El barrio cuenta además con el Polo Sanitario que es un sitio alternativo de atención médica. 

Además, "el Ejército ha aportado camas en los centros de aislamiento, por ejemplo en la escuela del barrio y en el otro centro asistencial que está a 50 metros del Polo Sanitario", puntualizó el comandante en diálogo con Radio Provincia.

Berden apuntó además que en la guarnición, hay aproximadamente 1000 hombres y mujeres. "Algunos están afectados a la tareas que se realizan en la calle, pero detrás hay montado un sistema de logística destinado a colaborar y mantener a todo el personal y los medios con los que contamos", concluyó. 

Te puede interesar