SALUD PÚBLICA RECUERDA LA IMPORTANCIA DE LOS ESTUDIOS PARA DIAGNOSTICAR Y TRATAR EL CÁNCER DE PRÓSTATA

Provinciales 12 de junio de 2020
La cartera sanitaria insta a los hombres mayores de 65 años o que poseen algunos síntomas característicos de la enfermedad, a realizarse los controles anuales. Se recomienda iniciar los análisis rutinarios a partir de los 50 años para tener una detección precoz y tratamiento oportuno.
698432c62227943d158bb682e6a30558

El 11 de junio se conmemora el Día Internacional del Cáncer de Próstata y desde el Ministerio de Salud Pública del Chaco recuerdan la importancia de la realización de los estudios para una detección precoz y un adecuado tratamiento de la patología. Se recomiendan los análisis rutinarios en hombres mayores de 65 años pero deben tenerse en cuenta a partir de los 50 años, siempre y cuando no haya antecedentes familiares que indiquen adelantar las pruebas de rutina.

A pesar del contexto de pandemia, desde el Ministerio de Salud Pública explicaron que los tratamientos de pacientes oncológicos y estudios ante la aparición de síntomas compatibles con cáncer continúan realizándose. El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más común en los hombres después del cáncer de pulmón y colorrectal, por lo que desde la cartera instan a los hombres a la realización de los estudios de detección precoz de tumores a partir de los 50 años.

“El cáncer de próstata sigue siendo una de las patologías más prevalentes en hombres y si bien se trata de una enfermedad que en la mayoría de los casos no tiene una alta tasa de letalidad inmediata y los pacientes viven mucho tiempo sin síntomas, es recomendable realizarse los estudios prostáticos y de sangre a partir de los 50 años”, explicó el jefe del Servicio de Oncología del Hospital Perrando de Resistencia César Castillo.

Los análisis de diagnóstico deben realizarse de manera anual, sobre todo en hombres de más de 65 años, aunque los profesionales médicos deben determinar la periodicidad y los tipos de análisis necesarios dependiendo de las particularidades del paciente. “Es recomendable la realización de análisis de detección temprana a través de consultas con urólogos a partir de los 50 años, aunque en el caso de que haya antecedentes familiares de primera generación de cáncer de próstata, es preferible que se realicen los estudios a los 45 años. Y si el paciente cuenta con dos generaciones previas con la enfermedad, los análisis deben adelantarse desde los 40 años con la frecuencia indicada por los especialistas”, detalló Castillo.

 

Por ello, desde Salud remarcan la importancia de la concientización de la población para un diagnóstico precoz de la enfermedad que permita tratarla en su estadio inicial a través de tratamientos acordes a las condiciones clínicas del paciente. “El cáncer de próstata es una enfermedad donde los pacientes permanecen asintomáticos durante mucho tiempo, pero es necesario realizarse los estudios de detección temprana para tomar las decisiones de tratamientos más adecuados y eficaces, mediante el diagnóstico y recomendaciones de los especialistas en urología y oncología”, remarcó el jefe del Servicio de Oncología del hospital Perrando.

A su vez, el Ministerio de Salud Pública informa en el contexto de pandemia por COVID-19 que se encuentra atravesando el país y la provincia, el Servicio de Oncología del Hospital Julio C. Perrando continúa realizando las prestaciones en materia de tratamientos de forma habitual cumpliendo con todos los protocolos sanitarios obligatorias. Asimismo, recomiendan que la aparición de sintomatología compatible con cáncer de próstata realicen las consultas previas o se acerquen hasta el centro asistencial para ser atendidos por personal médico especializado.

Características del cáncer de próstata

Desde el Departamento de Oncología del Chaco resaltaron la importancia de una detección temprana del cáncer de próstata para lograr tratamientos eficaces que curen a los pacientes. “Más del 90% de los casos de cáncer de próstata se detectan a tiempo gracias a un diagnóstico precoz y los hombres de 50 años o más deben concientizarse que la cita anual con el urólogo debe ser normalizada y que en el caso de poseer la enfermedad, permite una adecuada curación a través del tratamiento”, explicó la titular del Departamento de Oncología de la provincia Claudia Rojas.

La detección temprana del cáncer de próstata se realiza a través del tacto rectal efectuado por especialistas en urología o a mediante los estudios de determinación de Antígeno Prostático Específico (PSA) a través de la sangre.

“La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino que se ubica rodeando la uretra y está por debajo de la vejiga, delante del recto. Es un órgano fundamental para las funciones sexual, reproductiva y urinaria de los hombres”, explicó Rojas. Asimismo, detalló que el cáncer de próstata “es el crecimiento maligno de la glándula prostática y que en fases avanzadas las células cancerígenas se diseminan a otros sitios distantes del cuerpo a través de los vasos linfáticos o sanguíneos con la capacidad de invadir otros órganos. Los tumores son la acumulación de las células alteradas”.

Dentro de los síntomas de cáncer de próstata se encuentran el flujo urinario débil, urgencia al orinar, aumento en la frecuencia al orinar, sangrado en la micción, disfunción eréctil, dolor pélvico o lumbar y debilidad o adormecimiento en las piernas.

A su vez los factores que pueden incidir en la propensión a padecer cáncer de próstata se encuentran la historia clínica familiar (antecedentes familiares), las dietas ricas en grasas, el hábito de fumar, el contacto con metales pesados, la escasa exposición al sol, el exceso de peso y una vida sedentaria.

Desde Salud Pública de la provincia explicaron una serie de recomendaciones para prevenir el cáncer de próstata. “Como medidas preventivas del cáncer de próstata es recomendable aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales y cítricos. También a partir de los 40 años se deben disminuir en consumo de carnes rojas y lácteos ricos en grasas y es conveniente aumentar el tiempo de las actividades físicas diarias. Además el consumo de alcohol y tabaco generan riesgo potenciales para el organismo y para generar la enfermedad”, explicó Rojas.

Te puede interesar