Quitilipi: "Disturbio en manifestación"

Provinciales 15 de enero de 2019
Vecinos afectados por el temporal reclamaban por ayuda del Municipio, la manifestación termino en violentos incidentes.

El fin de semana un fuerte temporal hizo su paso por la Provincia del Chaco.  Quitilipi fue una de las localidades más afectadas con serios destrozos por caídas de árboles, postes de luz, voladuras de techo; producto de las fuertes ráfagas de viento y la caída de granizo. Varias familias lo perdieron todo.

 Ante las desesperante situación los vecinos salieron a las calles a reclamar y pedir asistencia, Lo que pareceia  ser una marcha pacifica, termino en incidentes y destrozos. 

Fueron alrededor de 200 personas las que se reunieron frente a la Municipalidad, quienes pidieron respuestas y soluciones a las autoridades por la situación que generó el temporal. Todo terminó de la peor manera: algunos manifestantes robaron mercadería y atacaron el edificio.

Por lo que se pudo saber, los presentes abrieron el portón de ingreso y llegaron al estacionamiento. Allí sacaron alimentos de la camioneta de un funcionario, los cuales iban a ser entregados a inundados de la ciudad que están albergados en escuelas.

Tras los violentos sucesos, el intendente de la localidad, Carlos Casalboni, dijo que "los reclamos fueron por hambre".
 
“Lo que sucedió en Quitilipi es el resentir social que se da al sector político por falta de respuestas, que muchas veces son falta de respuestas crónica. En este caso, sumado a eso, la situación de hambre”.
 
El mandatario explicó que “en Quitilipi más del 40% de los ciudadanos es jornalero, vive el día a día y depende de la carbonería, la carpintería y la ladrillería. Como desde mediados de diciembre estamos teniendo lluvias que se acrecentaron los últimos tres días, esta gente no puede trabajar y el hambre empieza a generar una necesidad extrema”.
 
"Acá falta trabajo, porque la mayoría de esta gente vive con trabajos en negro que con la lluvia se paralizan. Estos reclamos fueron por hambre", señaló el jefe comunal y agregó que “cerca de tres mil personas se juntaron a pedir alimentos pacíficamente pero lamentablemente se mezclaron con esta gente un grupo de 50 o 100 personas que tenían otras intenciones y rompieron el portón del edificio, ventanas, computadoras, motos que estaban en el estacionamiento”. “Se rumorea que había gente con armas de fuego, lo que hacía de extrema peligrosidad la situación”, agregó el intendente.

Te puede interesar