Confirman condena de 18 años al chofer de Casa de Gobierno que abusó de dos menores

Provinciales 30 de julio de 2020
El Superior Tribunal de Justicia del Chaco rechazó el recurso de casación interpuesto por el exdiscjockey y exchofer del Estado provincial Alejandro Ramón “Polo” Escobar, quien fue condenado por la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia a 18 años de cárcel por abusar de sus dos cuñadas que fueron a convivir a la casa de su hermana, esposa del agresor. Los hechos ventilados sucedieron entre 2006 y 2010, cuando las víctimas tenían 12 y 13 años.
238819w980h1800

El fallo que adelanta corresponde a los jueces de la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del STJ, Emilia María Valle y Alberto Mario Modi, quienes rechazaron el recurso de la defensa en los hechos caratulado “Escobar Alejandro Ramón S/ abuso sexual agravado con acceso carnal”. 

En octubre de 2018, el exdiscjockey y exchofer del Estado provincial Alejandro Ramón “Polo” Escobar fue hallado culpable del delito de abuso sexual de dos hermanas que fueron a convivir a su casa cuando eran menores, debido al mal momento económico que atravesaban los padres y quedaron a cargo de su hermana mayor y entonces cuñado. 

Escobar fue encontrado culpable por abuso sexual simple en concurso real con abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravados por haberse cometido contra una menor, aprovechando la situación de convivencia preexistente.

El juicio estuvo a cargo de la sala unipersonal de Gloria Beatriz Zalazar (actual ministra de Justicia y Seguridad). La pena de 18 años impuesta al depravado, fue inferior a los 20 años que había pedido el abogado querellante Walter Suligoy , mientras la defensa ejercida por Wilmer Carrara y María Castellano, cuestionó el proceso por falta de pruebas que realmente incriminen al exchofer del Ministerio de Infraestructura, por lo que pidió su absolución.

EL PSICÓLOGO QUE DESCUBRIÓ EL CALVARIO

Las víctimas lograron contar el sometimiento a un psicólogo de Resistencia, Pablo Derewicki, quien  al tomar conocimiento de lo sufrido por ambas, aconsejó como manera de superar el dolor que presenten la denuncia en el camino de hallar justicia. Fue el primero en escuchar los años de abuso que las dos hermanas padecieron en la casa de su cuñado.

 En ese sentido la defensa de Escobar denunció al profesional Derewicki por supuesta revelación de secreto profesional cuando el Ministerio Público lo citó a testimonial, como medida de prueba ofrecida por el abogado de las víctimas Walter Suligoy.  

238818w980h1800

La estrategia de desacreditar al Pablo Derewicki llegó hasta el juicio, pero no prosperó, ya que la jueza rechazó “el planteo de nulidad de la violación al principio de continuidad y concentración, de la requisitoria y la acusación legal de Cámara, del informe pericial y de la testimonial del licenciado en psicología”. La prescripción de los hechos también fueron mencionados por la defensa. 

EL CASO 

Las audiencias en la avenida San Martín 66 ventiló los ataques cometidos por Escobar a sus dos cuñadas- cuando eran menores- y se mudaron a vivir con él y la hermana de las víctimas, en el barrio 200 Viviendas en Barranqueras. 

Las víctimas de abuso sexual, lograron llevarlo al banquillo bajo por la entonces vigente ley Piazza, ya que las hermanas cuando fueron sometidas tenían 12 y 13 años.

En 2016, ya mayores de edad, acudieron al estudio de Suligoy: una es oficial de la Policía del Chaco y la otra joven se integró en la Prefectura Naval. La mala situación económica de los padres de ambas víctimas, obligó a abandonar la casa familiar. El sujeto las amenazaba si llegaban a contar, silencio que lograron romper y denunciar los abusos vividos desde 2010. 

Te puede interesar