Conmoción por la muerte de dos niñas argentinas en un operativo militar en Paraguay

Nacionales 05 de septiembre de 2020
Tenían 11 años y eran hijas de mujeres cabecillas del Ejército del Pueblo Paraguayo (una organización no estatal). Habían sido criadas por su abuela en Argentina, y se encontraban en el campamento de la tropa guerrillera cuando fuerzas armadas oficiales atacaron el lugar.
280905.jpg_crop

Fue el pasado 2 de septiembre. Liliana y Aurora habían ido a visitar el campamento del Ejército del Pueblo Paraguayo, una organización no estatal y guerrillera, con el motivo de festejar un cumpleaños. Una de ellas recibió dos disparos, la otra seis, y la causa de su muerte -según indicó el forense- fue "shock hipovolémico por los impactos".

 Los lamentables hechos ocurrieron en una localidad llamada Yby Yaú, dentro del Departamento Concepción. Se encuentra al norte del país, cerca de la frontera entre Paraguay y Brasil. 

 Las niñas, de nacionalidad argentina -aunque nacidas en Paraguay y de padres paraguayos-, fueron abatidas en un operativo realizado el jueves por las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) del Estado paraguayo, contra un campamento de la organización guerrillera Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP).

 Las menores fueron sepultadas al día siguiente -luego de que se realizaran las pericias correspondientes- sin que se conociera su identidad, en virtud del protocolo sanitario que rige en el país por la pandemia de coronavirus. Posteriormente, la Justicia ordenó la exhumación de los cuerpos de las dos menores de edad fallecidas en Yby Yaú, Concepción, para la extracción de muestras.

 Aunque las autoridades intervinientes aseguraron que no se habían identificado los cuerpos, Genoveva Oviedo Brítez, hermana del líder del grupo guerrillero, Alcides Oviedo Britez, escribió en sus redes sociales que sus sobrinas, "Liliana y Aurora" habían sido abatidas durante el operativo de las fuerzas de seguridad contra el campamento de Yby Yaú y exigió que le sean entregados los cuerpos. 

 Las niñas se habían criado con su abuela en Misiones. Según detallaron a los medios, eran muy educadas y casi hermanas. "Jamás tuvieron nada que ver con la guerrilla, no saben andar en el monte", sostuvieron, sino que habían visitado el campamento para celebrar un cumpleaños.

El Gobierno argentino confirmó la nacionalidad de las adolescentes en las últimas horas y protestó formalmente ante las autoridades paraguayas, exigiendo el esclarecimiento del hecho. 

El Gobierno paraguayo respondió ratificando que las menores fueron abatidas durante un enfrentamiento entre las fuerzas armadas del Estado y el grupo guerrillero, y manifestó su "plena predisposición" a mantener los canales de cooperación abiertos para compartir información "sobre las circunstancias en que se desarrollaron los hechos". También expresó interés en cooperar para realizar las pruebas de ADN necesarias a fin de establecer la relación con las personas que las inscribieron en el Registro Nacional de las Personas (Renaper) de Argentina, dado que existirían evidencias de que nacieron en territorio paraguayo y de madre y padre paraguayos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) repudió hoy la muerte de las dos niñas y subrayó que los menores involucrados en estas contiendas deben ser protegidos por los Estados.

"Niñas, niños y adolescentes obligados a formar parte de grupos armados o de crimen organizado son víctimas del reclutamiento forzado y que los Estados deben adoptar medidas para su protección y restitución de sus derechos", expresó la CIDH en Twitter.

En ese sentido, instó al Gobierno paraguayo a "investigar las circunstancias de la muerte de las adolescentes y a redoblar los esfuerzos en la adopción de medidas de prevención al reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes por grupos armados en el país".

Te puede interesar