Conflictos vecinales: para “descomprimir” a la Justicia, promueven un plan de Mediación Comunitaria

Provinciales 30 de octubre de 2020
El gobernador Jorge Capitanich presentó este jueves el sistema de Mediación Comunitaria, cuyo objetivo es resolver conflictos vecinales mediante espacios y procesos participativos de diálogo, lo cual ayudará a descomprimir el nivel de judicialización de diversos casos.
1a1dd952fb0a7e4ff4484649fdf43f3f_111367_111367

“Como intendente de Resistencia me tocó observar que temas como estos son muy recurrentes, y algunos pueden incluso llegar a transformarse en litigios de carácter judicial. Por lo tanto, para reducir ese índice es necesario establecer este sistema”, afirmó el mandatario, quien agregó que “puede llegar a solucionar el conflicto o no, lo que conllevaría ahí sí a una instancia judicial”.

 

 

"El programa se enmarca dentro de las políticas públicas de acceso a la Justicia que propicia el Ministerio de Seguridad y Justicia, por medio de la Subsecretaría de Justicia provincial”, señalaron desde el Ejecutivo. Será coordinado con los municipios locales, comenzando por aquellos representativos de cada región administrativa, a quienes se les requerirá una lista de cinco actores comunitarios conforme un perfil especial para iniciar su capacitación en la temática.


 En primer lugar, las mediaciones estarán dirigidas por mediadores imparciales y neutrales, pero serán protagonizadas por vecinos para que estos lleguen a un acuerdo. Los conflictos que entrarán en esta jurisdicción serán ruidos molestos, basura, mascotas, vibraciones, olores, medianería y construcción, humo, higiene, y la obstrucción de la circulación, entre otros.

 Estos actos serán gratuitos, voluntarios (para participar y de permanecer o no hasta llegar al acuerdo), confidenciales (mediante actas), e informales (no es obligatorio el apoyo de abogados). Además, se pondrán en marcha por pedido de un vecino, por iniciativa de los mediadores, o derivado del Estado −municipal, provincial, nacional− o de cualquier otra organización privada o pública.

 Una vez puesto en marcha se realizará una entrevista de orientación mediante notificaciones a las partes, fijándose luego una reunión inicial en un plazo de 10 días. La mediación como tal deberá realizarse en un máximo de 30 días desde la primera reunión, donde se procurará llegar a un acuerdo total o parcial, escrito y firmado por todas las partes. “Esto va a generar que con buenos moderadores se resuelvan buena cantidad de conflictos, evitando la generación de trámites engorrosos y disminuyendo los índices de litigios”, explicó Capitanich.

 A su vez, los resultados serán monitoreados desde la Subsecretaría de Justicia, razón por la que se requerirá a los municipios un informe anual sobre las solicitudes de audiencias y las mediaciones concretadas con o sin acuerdos. Estos informes permitirán conocer la diversidad de los tipos de conflictos de cada territorio para elaborar otras políticas públicas vinculadas a la seguridad ciudadana. También, facilitará a las personas el acceso a la Justicia, y propiciará el diálogo, el compromiso y la participación comunitaria activa.

 

"UNA HERRAMIENTA DE PAZ SOCIAL"
 

Acerca del programa, la ministra Zalazar explicó que “se impulsará la conformación de estos equipos a través de convenios que también le llevarán a cada uno de estos equipos técnicos una capacitación continua y el aporte técnico que necesiten, a través de la Subsecretaría de Justicia, empoderando de esta forma a los ciudadanos para que resuelvan sus conflictos previamente a llevarlos ante la justicia y también empoderando los intendentes a través de equipos técnicos que ofrezcan este servicio a su comunidad”.

 

 Zalazar insistió que el programa aportará a la resolución de conflictos “que a veces parecen pequeños, pero que en definitiva pueden llevar a tener una mala convivencia entre los vecinos de las distintas localidades”, como ser por ejemplo ruidos molestos, basura en la vereda, etcétera.

 En esa línea, la titular de la cartera de Seguridad y Justicia reflexionó: “Esos conflictos que a veces parecen menores y que pueden a veces generar un rompimiento del tejido social, con la mediación comunitaria, a través de equipos especializados, acercan la posición de las partes, se van resolviendo de manera amigable, recomponiendo el tejido social, con una tendencia empoderar al vecino y a mejorar la paz social en la localidad”.

 La Ministra destacó el buen recibimiento de los intendentes, remarcando que se trata de “una herramienta de paz social, que a ellos les va a servir muchísimo para trabajar con sus comunidades”.

 

Estuvieron presentes vía teleconferencia la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar; el secretario de Municipios, Rodrigo Ocampo; la subsecretaria de Justicia, Lourdes Budzovsky, el subsecretario de Relaciones Institucionales Gerardo Stancheff, y el subsecretario de Planificación de Seguridad y Justicia Leandro Álvarez, . Además de los intendentes de Fuerte Esperanza, Walter Correa; de Juan José Castelli, Pío Sander; de Tres Isletas, Ladislao Perduk; de Taco Pozo, Carlos Ibáñez; de Presidencia de la Plaza, Diego Bernachea; de Machagai; Juan Manuel García; de San Martín, Mauro Leiva; de La Leonesa, José Carbajal; de Colonia Elisa, Pedro Maidana; de Charata, María Luisa Chomiak; de Villa Ángela, Adalberto Papp; de Barranqueras, Magna Ayala; y de Puerto Vilelas, Víctor Rea.

Te puede interesar