Martín Guzmán: “Hoy no es el momento de un IFE 4”

Nacionales 12 de noviembre de 2020
El ministro de Economía Martín Guzmán dijo este miércoles que “hoy no es el momento de un IFE 4, como no el momento de otras cosas, porque hay que mantener ciertos equilibrios pero también proteger la actividad”.
GUZMAN-696x392 (10)

“El IFE sirvió muchísimo. Protegió a gente que estaba en una situación muy dura. Generó un efecto real en la economía. Implicó un esfuerzo importantísimo. Las medidas de protección social van evolucionando. Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país”, dijo Guzmán.

Así se refirió el titular del Palacio de Hacienda respecto al pago de un cuarto bono de $10.000 por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

 
“Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país”
“Hay una situación muy dura pero hay equilibrios muy importantes que mantener para que haya estabilidad. Por ahora no, pero nos guardamos cierto grado de flexibilidad por si la pandemia vuelve a pegar la vuelta como pasó en Europa”, aseguró en declaraciones al canal de noticias C5N.

La titular de la Anses, Fernanda Raverta, había negado hoy que esté confirmado el pago de una cuarta versión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y señaló que se está evaluando qué hacer.

El funcionario explicó que irán reemplazando estos subsidios con otras medidas. “Iremos expandiendo programas existentes como el Potenciar Trabajo y la asistencias directas como la AUH. Buscamos focalizar ayuda en los sectores que más lo necesitan”, señaló.

No obstante, el ministro afirmó que en lo que queda del año la ayuda está aumentando. “En lugar de hacerlo en forma de IFE, lo hacemos vía otros programas más focalizados en los que más lo necesitan”, indicó.

“Iremos expandiendo programas existentes como el Potenciar Trabajo y la asistencias directas como la AUH. Buscamos focalizar ayuda en los sectores que más lo necesitan”
En ese marco, dijo comprender que todos lo que recibían el IFE están “en una situación dura, pero al mismo tiempo hay un conjunto de políticas que buscan reactivar la producción y el empleo”.

“Estamos parados en un lugar que nos permite tener una perspectiva positiva hacia adelante. Se han logrado avances muy importantes para poder avanzar en el camino de la recuperación”, detalló el funcionario.

Asimismo, afirmó: “Recordemos de dónde venimos, en el año 2018, dos años después de que Argentina hubiese regresado a los mercados de crédito internacional, el país empezó a endeudarse, el mundo dijo basta y ahí se recurrió inmediatamente al FMI”.

Cabe recordar que el último informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso, publicado el 5 de octubre, las transferencias en concepto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) tuvieron erogaciones por $257.901 millones.

El primer pago del IFE fue abonado entre abril y mayo. El segundo pago se concretó entre junio y julio; y el tercero, en agosto. Actualmente reciben el ingreso de $10.000, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo, trabajadores informales, desocupados y monotributistas de las categorías más bajas y para el personal de Casas Particulares.

La cantidad de beneficiarios seleccionados para el pago del IFE fue de casi 8,9 millones de personas, con una mayor proporción de mujeres (4,9 millones) que de hombres (3,9 millones).

En tanto, el rango etario en donde más se concentraron los beneficios es entre los 25 y 34 años (3 millones), seguido por entre 18 y 24 años (2,5 millones), los más afectados por el desempleo. El rango con menor concentración de beneficiarios es el que va de los 55 a los 65 años (600.000), según los datos de la Anses.

En otro tramo de la entrevista, Guzmán respondió a las críticas de la Confederación General del Trabajo (CGT), sobre un posible ajuste. “Le diría a la CGT que mire un poco más fino porque no se está yendo a un ajuste en ninguno de los sentidos”, remarcó.

El ministro sostuvo que “estamos parados en un lugar que nos permite tener una perspectiva hacia adelante. Nuestro objetivo es poner las cuentas en orden, consistente con una economía en recuperación, que haya más generación de empleo, más oportunidades para todos. No hay posibilidad de estabilizar la economía sin crecimiento económico, poniendo a los trabajadores en el centro de la atención”.

“Le diría a la CGT que mire un poco más fino porque no se está yendo a un ajuste en ninguno de los sentidos”
El jefe de la cartera económica sostuvo que “nosotros esperamos que en 2021 los salarios crezcan por encima de la inflación. El objetivo contenido en el Presupuesto es que los salarios crezcan cuatro puntos por encima de la inflación porque la recuperación del poder adquisitivo del salario es central, tanto para el bienestar de los trabajadores como para la recuperación económica del país”.

Asimismo, admitió que “hubo dos semanas de mucho ruido en donde las expectativas se habían anclado y la brecha entre el tipo de cambio oficial y los tipos de cambio paralelos creció mucho, pero nosotros sabíamos que había algo que no estaba alineado con la realidad y la capacidad productiva de la Argentina. El dólar a 195 pesos era irreal, no tenía sentido y nosotros nos plantamos. Lo que importa es mirar la tendencia y hoy ya bajó 33 pesos y ya hay signos positivos en la actividad económica”.

Sobre la relación con los empresarios, Guzmán señaló que “nosotros ponderamos el diálogo y escuchamos las necesidades de los empresarios, pero deben entender que gobernamos nosotros”.

“El dólar a 195 pesos era irreal, no tenía sentido y nosotros nos plantamos. Lo que importa es mirar la tendencia y hoy ya bajó 33 pesos y ya hay signos positivos en la actividad económica”
“El acuerdo con el FMI es un camino en el cual hay que resolver una serie de problemas complejos. Se tomó un préstamo record, ese dinero fue para pagarle a los acreedores y a financiar la salida de capitales. No fue para el desarrollo productivo del país. Nosotros buscamos resolver el problema. Nosotros no queremos ir al choque. Nosotros enviamos un proyecto de ley al Congreso para que cualquier gobierno que se quiera endeudar en moneda extranjera va a tener que ir al Congreso a pedir autorización, para evitar que se endeuden”, analizó durante la entrevista.

“Caer en situaciones donde la deuda es impagable y que nos fuerza a tener que contener el gasto en las cosas que nos importan como salud y educación y en inversión pública, eso le hace mal al país y por eso buscamos involucrar al Congreso en esos asuntos”, sostuvo el ministro.

Guzmán ponderó el liderazgo constructivo de la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, pero dijo que el organismo multilateral “son los estados que lo componen y hay cuestiones que no han cambiado”.

No obstante, admitió que tanto Georgieva como el personal técnico del FMI han tenido una actitud constructiva para con la Argentina.

El jefe del Palacio de Hacienda remarcó que “lo que buscamos un período de gracia de 4,5 años para no tener que pagar el capital. Lo que buscamos es un préstamo para no tener que pagar los vencimientos de capital e intereses en los próximos años. Lo que se hace es conseguir fondos para hacer frente a aquello que se tenía que pagar”.

Respecto de la actualización de los haberes previsionales, Guzmán sostuvo que “lo que hizo el gobierno anterior con los jubilados fue una estafa, fue un engaño. Los jubilados perdieron siempre y lo que hicimos fue suspender la fórmula que ataba jubilaciones a la inflación que no funcionaba, porque cuando el país se estabilizase, que no iba a haber más inflación y cuando creciese, el haber de los jubilados iba a crecer por debajo del crecimiento del país y de los salarios y entonces iban a quedar rezagados y así se iba a ir licuando en el tiempo la masa jubilatoria. Esa es una forma de ajuste”.

Más adelante, dijo que “en 2021 cuando crezca la economía, enviamos al Congreso una fórmula que le va a generar mayor poder adquisitivo a los jubilados que si tuviesen la fórmula anterior. Esta fórmula tiene los ponderadores equivalentes a los que se aplicó en 2008. Lo que hizo el gobierno anterior con los jubilados fue un engaño”.

Te puede interesar