EL kirchnerismo apura el tratamiento de Impuesto a la Riqueza en el Senado

Nacionales 19 de noviembre de 2020
Con una mayoría holgada que le permitiría sancionarlo sin demasiados contratiempos, el oficialismo convocó para la semana próxima a la Comisión de Presupuesto y Hacienda para tratar en el Senado el proyecto de ley de Máximo Kirchner que crea un impuesto que grava a las grandes fortunas.
senado-arg-dpl (2)

El debate en el Senado comenzará el martes próximo, a las 15, y si bien en el Frente de Todos no quisieron adelantar posiciones, todo indica que la bancada oficialista intentará emitir dictamen lo más pronto posible.

De hecho, el oficialismo cuenta con mayoría en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el peronista Carlos Caserio (Córdoba), y con más de 40 votos en el recinto que le asegurarían la sanción sin contratiempos del proyecto.

 
Impulsado por el jefe de la bancada kirchnerista de Diputados y rechazado por los empresarios y la oposición de Juntos por el Cambio, la iniciativa fue aprobada esta mañana por la Cámara de Diputados con el voto del oficialismo y de legisladores aliados. Así, pudo alcanzar los 133 votos positivos, apenas cuatro más que los exigidos para crear un impuesto.

Aunque, como todo indica, el kirchnerismo apuraría la firma del despacho la semana próxima, el debate del proyecto en el recinto deberá esperar a las sesiones extraordinarias que el Poder Ejecutivo deberá convocar en el mes de diciembre.

Es que el dictamen no alcanzará a tener los siete días que establece el reglamento para su tratamiento antes del 30 de noviembre, fecha en la que concluirá el período de sesiones ordinarias. A partir de esa fecha y hasta el 1° de marzo la agenda del Congreso la establece el Poder Ejecutivo.

La única oportunidad de que la sanción del proyecto pueda ocurrir antes de fin de mes es que la oposición habilite con su voto los dos tercios necesarios para poder discutirlo sobre tablas.

Se trata de un escenario de difícil concreción si se toma en cuenta la oposición de Juntos por el Cambio y del interbloque Federal a la iniciativa, aún cuando los senadores radicales de Jujuy, que responden al gobernador Gerardo Morales, sumen sus votos para acelerar el tratamiento del proyecto.

El denominado “aporte extraordinario para morigerar los efectos de la pandemia” grava con una alícuota del 2% a las fortunas de entre 200 y 300 millones de pesos, es decir, establece un tributo de entre 4 y 6 millones de pesos.

Para patrimonios superiores, la iniciativa establece mayores aportes de acuerdo a una escala graduada por franjas de 200 millones. El máximo gravamen es para aquellas fortunas superiores a los 3000 millones de pesos, que deberán tributar 88,5 millones de pesos más un 3,5% sobre el excedente de esa suma.

Aprobado tras más de 14 horas de debate, el proyecto se convirtió en causa de un frenesí militante por parte del oficialismo con movilizaciones al Congreso, barras en los palcos de la Cámara baja, a pesar del distanciamiento social vigente, y Máximo Kirchner fotografiándose con ministros, entre ellos el de Economía, Martín Guzmán, e intendentes como muestra de respaldo a su iniciativa.

Te puede interesar