Miles de manifestantes que rechazan el aborto se concentraron en el Congreso Nacional y en distintos puntos del país

Nacionales 28 de noviembre de 2020
En plena cuenta regresiva para que el proyecto sobre la la legalización del aborto que envió el Gobierno comience a ser debatido en el Congreso de la Nación, diferentes sectores que rechazan la iniciativa se concentraron frente a la sede parlamentaria. Allí fue el epicentro de una jornada nacional convocada por “los celestes”, el color con el que se identifican los “pro vida”. Durante la tarde de hoy, también hubo movilizaciones similares en 250 ciudades de todo el país.
congreso-1-696x464

Pocos minutos después de las 15, el horario estipulado para el inicio de la marcha, caravanas de colectivos y autos provenientes de Merlo, Malvinas Argentinas, José C Paz, Moreno, Mercedes y General Rodríguez avanzaban desde el Obelisco hacia el Congreso de la Nación. Allí los esperaba una multitud vestida de celeste y blanco, conformada por agrupaciones pro vida, personas autoconvocadas y murgas juveniles.

“Tenemos que levantar la voz de los que no tienen voz”, arengó una de las impulsoras del encuentro desde el camión que hacía de escenario. Entre el público que aplaudía, Maria Mesones, traductora pública, de 48 años, dijo a LA NACION que los que defienden la legalización del aborto encubren intenciones machistas. “No están pensando en la mujer. Se sabe que la gran mayoría de las violaciones ocurre dentro del ámbito familiar. Si sale la ley, el tío o el padre violador puede llevar a una chica a abortar cuantas veces le convenga y la sigue violando”, argumentó, mientras cargaba un cartel en el que se leía claro: “Adopción es la opción”.

 
Por la Avenida Rivadavia llegaban las últimas agrupaciones, entre ellas el Frente Nacional Cristiano, con Alma, el bebé gigante que cargan sobre los hombros en todas las manifestaciones, y la agrupación Médicos Pro Vida, unos 40 profesionales de la salud de diferentes especialidades.

“Es absolutamente ridículo tratar el tema ahora, en medio de esta crisis sanitaria. La prioridad, dicho por el gobierno, es la pandemia”, manifestó Jorge, ginecólogo, quien prefirió resguardar su identidad.

A pesar de la tormenta que azotó el mediodía porteño y de la pandemia por el coronavirus, la manifestación fue masiva, con la plaza de los dos Congresos como punto de encuentro. Entre los manifestantes, había poco distanciamiento social. La mayoría llevaba puesto un tapabocas, pero no todos de la manera correcta.

Para Daniela Díaz, que había manejado desde La Plata para asistir a la marcha, la elección de la fecha para tratar en el Congreso la ley del aborto es una cuestión de oportunismo político. “Quieren aprovechar que la gente está encerrada en su casa para sacar el proyecto, para tener menos oposición. Pero nosotros salimos igual, nos movilizamos igual”, comentó la mujer de 46 años, mientras cargaba un cartel negro y blanco que decía: “aborto = genocidio”.

Los argumentos para oponerse a la legalización del aborto diferían entre los asistentes, pero todos compartían un reclamo general: que los legisladores nacionales rechacen el proyecto de Legalización del Aborto diseñado por la secretaria de Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, que es impulsado por el Gobierno de la Nación.

A las 16 25, sonó el himno en los altoparlantes, el último hito de la movilización, y mientras cantaban, los participantes levantaron unas placas celestes y blancas que había repartido con antelación el grupo Unidad Pro Vida. El objetivo era crear una buena vista aérea, una “ola celeste” para el dron de la agrupación, que sobrevolaba la zona.

Entre los políticos y personajes famosos que participaron de la movilización, estuvieron la exdiputada nacional Cynthia Hotton, el economista Javier Milei, la diputada nacional Dina Rezinovsky, la diputada provincial Amalia Granata y la periodista Viviana Canosa.

Te puede interesar