El mensaje del gobernador Jorge Capitanich para esta Nochebuena

Provinciales 24 de diciembre de 2020
El mandatario pidió "dar de comer al hambriento".
multimedia.normal.80cac0b7ee0d6ec9.6361706974616e6963685f636f726f6e615f61647669656e746f315f6e6f726d616c2e6a7067

Este jueves por la mañana, en declaraciones radiales, el gobernador Jorge Capitanich, emitió un mensaje esperanzador para esta Nochebuena y posterior Navidad, para todo el pueblo chaqueño.

 
“La natividad del señor es una oportunidad para la reflexión y para sentir el amor salvífico del Señor. Independientemente de la religión que cada uno profese, no cabe duda que estamos ante un hecho histórico y divino”, señaló en referencia al nacimiento de Jesús.

Por eso, “insto a entender que una etapa de reflexión como ésta, significa la posibilidad de compartir”, dijo. “Hoy he tenido la posibilidad de compartir las obras de Misericordia, que son aquellas que nos acercan a Dios, mediante la ayuda al prójimo”, agregó.

“Creo que nosotros debemos compartir la mesa hoy y entender que muchos hermanos nuestros no la están pasando bien, que necesitan una cooperación, solidaridad, que necesitan que nosotros compartamos nuestra mesa”, señaló.

“Eso significa dar de comer al hambriento. Debemos tener una enorme vocación de servicio para reparar uno de los derechos más elementales que tiene la vida humana. Los invito a estas obras de misericordia, de dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, es decir, para aquellas personas que hoy no pueden tener ni un vaso de agua. El agua es un bien escaso y un bien en disputa”, remarcó.

Asimismo, puntualizó que “muchas de nuestras familias pueden tener ropas y dárselas a otras, pueden visitar a los enfermos, ir a los hospitales, estar con los médicos, enfermeros, trabajadores de guardia que no podrán celebrar con sus familias, visitar a los presos. Hay muchas personas que han cometido errores en su vida, y Dios con su infinita misericordia salva al pecador. También debemos corregir al que se equivoca y perdonar al que nos ofende”.

“Hoy es un tiempo de reflexión, vamos a ir a los hospitales, vamos a estar acompañando a las fuerzas de seguridad, iremos a los hogares. Todo el tiempo es un momento para que la natividad del Señor transforme nuestra alma, compartir los momentos más profundos con quienes han perdido un familiar y también cuidarnos. Debemos evitar que esta situación se siga propagando”, pidió.

“En este camino de esperanza, en un año tan difícil y complicado, debemos alzar nuestro voz y nuestra copa por un mejor año 2021, y que Dios, a través del amor salvífico de Jesús, nos permita transformar nuestra vidas. Un cálido y afectuoso saludo para todos”, concluyó.

Te puede interesar