Se destrabó el conflicto en los puertos cerealeros del país

Nacionales 30 de diciembre de 2020
Lo confirmaron a Noticias Argentinas fuentes del Ministerio de Trabajo, que detallaron que el encuentro comenzó, pasadas las 11, en la sede de la cartera laboral en la Avenida Leandro N. Alem al 600 de la Ciudad de Buenos Aires y lo encabezó el ministro Claudio Moroni.
cereales-696x391

El acuerdo alcanzado consiste en un 35% de aumento salarial en 2020, un bono anual igual al salario del 2020 que incluye el aumento del 35% sobre el 2019.

Además, prevé un bono pandemia excepcional de $ 90.000 en nueve cuotas para los que trabajaron durante la Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), un ajuste salarial para 2021 de 25% en dos tramos y revisión salarial en agosto con aplicación del índice de precios al consumidor para culminar 2021.

 
En un comunicado, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) señaló que “se privilegió la paz social como objetivo empresarial, en virtud de las consecuencias económicas para la industria, la comunidad, los mismos trabajadores y la Nación, además de que la Argentina pasó a ser un proveedor poco confiable a nivel internacional”.

“Adicionalmente, la metodología aplicada de la toma de plantas en algunas zonas portuarias resultó una acción ilegal y peligrosa”, advirtió la entidad.

La cámara instó a que “el esfuerzo económico conduzca al trabajo mancomunado y sin conflictos que desemboquen en una merma importante de competitividad con penalizaciones por incumplimientos y pérdida de mercados, así como exportaciones con menor agregado nacional”.

“Cada punto de participación cedido a los países competidores exportadores, significa un impacto negativo en toda la economía argentina, con mayores restricciones para los sectores más necesitados en un contexto de recesión”, consideró.

Asistieron al encuentro dirigentes de la Unión Recibidores de Granos y Anexos (Urgara), del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo (SOEA) y de la Federación Aceitera (Ftciodyara).

Por la parte empresaria, se hicieron presentes representantes de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro Exportador de Cereales (CEC).

A esa protesta se habían sumado el martes último los gremios que integran la Intersindical Marítima y Portuaria del Gran Rosario, lo que mantiene paralizadas las actividades de las firmas Cargill, Bunge, ADM, Dreyfus, Glencore, Cofco, Molinos y Aceitera General Deheza, todas empresas agrupadas en la CIARA.

El lunes, las cámaras que enrolan a aceiteras y cerealeras advirtieron que “no es momento de politizar una negociación avanzada sobre salarios altos, sino de acordar paz social y trabajo”, en un nuevo llamado a los gremios para levantar el paro en los puertos.

Te puede interesar