El Gobierno Nacional estudia medidas para el sistema de salud para paliar la crisis

Nacionales 18 de enero de 2021
La pandemia agravó el panorama del sistema privado, en especial en clínicas y sanatorios, que cada vez tienen más complicaciones en sus finanzas. Frente a esta situación, el Gobierno estudia medidas para asistir al sector, como el restablecimiento de beneficios impositivos y ayuda para pagar los salarios.
covid-696x522

Tanto el presidente Alberto Fernández como el jefe de Gabinete Santiago Cafiero recibieron este mes al presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud privadas (UAS) Claudio Belocopitt y analizan medidas para asistir a la actividad. El empresario fue muy crítico con el Gobierno, advirtió sobre un posible avance del Ejecutivo en el sistema y cuestionó la suspensión del aumento de 7% para la actividad que estaba previsto a partir de febrero.

Entre las opciones de asistencia en danza está la posibilidad de que el Presidente restablezca el decreto 300/2020, que redujo y/o eliminó impuestos para los sectores de la salud como aportes patronales y alícuotas de créditos y débitos bancarios. Además el ministerio de Trabajo podría incluir a las empresas del área que lo pidan en el programa de recuperación productiva REPRO II, que cubre una parte de los salarios.

 
En el sector piden establecer un mecanismo para implementar subas de manera automática en el servicio que sean “razonables”, después de que el Presidente planteara que aunque sabe que “hace falta dinero” en el sistema privado de salud lo único que se ve en la actividad es “un sistema de intermediación pura” y que las firmas “solo piden aumentos”.

Por el lado de las obras sociales, los gremialistas que integran la cúpula de la CGT fueron convocados por el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak al Instituto Patria, el búnker de Cristina Kirchner. El funcionario les explicará la reforma que impulsa en el sistema de salud y que fue propuesta por la vicepresidenta. El kirchnerismo plantea la necesidad de avanzar hacia una mayor integración del sistema de salud, lo que es resistido por prepagas y obras sociales, consigna Clarín.

Desde la CGT manifestaron en un comunicado que en la pandemia quedó demostrada “la solidez y el nivel de cobertura de uno de los sistemas de salud más solidarios del mundo y también la necesidad de dotarlo de suficientes fondos para garantizar la salud del conjunto”.

La central sindical advirtió que el coronavirus “multiplicó de manera exponencial los costos de atención en los centros médicos propios y los gastos de contratación de clínicas y sanatorios privados”. Alertó que “los ingresos de las obras sociales mermaron año tras año a medida que se producía el deterioro del poder de compra de los salarios”.

La reforma en el sistema de salud que impulsa el kirchnerismo

En diciembre la vicepresidenta propuso “una reformulación del sistema de salud” a partir de “una integración de lo público y lo privado para optimizar recursos”, al participar del cierre del VII Encuentro Nacional de la Salud, organizado por el espacio Soberanía Sanitaria que integra el Frente de Todos.

Manifestó que hay “un modelo concéntrico que debe ser reformulado” y que la pandemia “mostró que algunos lugares tienen muchos recursos que a otros les faltan”. Por eso sostuvo que se debe “reconceptualizar el sistema” de salud.

En tanto que Kreplak, que trabaja en el proyecto, afirmó: “Es importante una reforma del sistema sanitario. No sé si el momento es este, pero no podemos demorarlo más tiempo”. En declaraciones a AM 750 dijo que todos los que trabajan en el sistema de salud saben que “hay que hacer una reforma” y que la discusión pasa por cómo se realiza.

Te puede interesar