Ajustan modelo matemático para detectar alumnos universitarios en situación de vulnerabilidad educativa

Provinciales 10 de marzo de 2021
Investigadores de la UNNE diseñaron un modelo matemático para detectar en forma temprana situaciones de vulnerabilidad en los alumnos universitarios de primer año que conlleven a una posible deserción o retraso en su carrera.
estudio-alumnos-unne

El modelo fue ajustado con buenos resultados en la Facultad de Ingeniería de la UNNE, pero otras unidades académicas demostraron interés por la metodología.

El estudio del rendimiento académico de los estudiantes universitarios presenta múltiples relaciones y complejidades.

 
Para el fortalecimiento del rendimiento académico se hace evidente la necesidad de evaluar o cuantificar los logros académicos de sus alumnos, ya sea en un tramo de la carrera o en la totalidad de la misma, para que esta información constituya el soporte de toda propuesta estratégica de optimización del nivel del egresado.

En ese sentido, un grupo de investigadores de la UNNE viene abordando dicha problemática desde el año 2015 en el marco del proyecto de investigación denominado “Aplicación de Métodos Matemáticos para Evaluar la Eficiencia y la Vulnerabilidad de los Alumnos en los primeros años de Estudios Universitarios”.

Recientemente, los investigadores de la UNNE presentaron resultados del proyecto que posibilitó la detección de alumnos en situación de vulnerabilidad educativa a partir de indicadores de rendimiento académico en la Facultad de Ingeniería de la UNNE.

“El trabajo realizado permitió encontrar un área crítica, a partir de los valores de un índice de rendimiento académico, identificando a los alumnos con vulnerabilidad académica en un estadío temprano de su vida universitaria, posibilitando realizar acciones remediales o tutoriales más ajustadas” se destaca.

El estudio estuvo a cargo del equipo de investigación conformado por el Ing. Gustavo Devincenzi, investigador de las facultades de “Ingeniería” y “Ciencias Económicas” de la UNNE; Analía Piccini, de las Facultades de “Ciencias Económicas” y “Arquitectura y Urbanismo”; María Liliana Bonaffini, de la Facultad de Ciencias Económicas; y Marta Giraudo, de las facultades de “Ingeniería” y Arquitectura y Urbanismo”.

DETALLES DEL ESTUDIO

En una primera etapa del estudio se realizó el cálculo de un índice de Rendimiento Académico General (RAG).

El índice de Rendimiento Académico General (RAG) está constituido por una suma ponderada de otros tres índices que son “Rendimiento Integral de Regularidad”, el de “Aprobación” y el de “Logro Cognitivo”.

Los mismos permiten observar y analizar, con un criterio objetivo, las variaciones en las calificaciones y en la condición de cada alumno, con respecto a un valor máximo teórico prefijado.

Para calcularlos se utilizó la base de datos que se encuentra en un Sistema de Información Universitaria (SIU Guaraní),

En tanto, en una segunda etapa los resultados del índice “RAG” se confrontaron con la aplicación del modelo matemático (DEA), utilizado para medir la eficiencia de las cátedras, para poder determinar aquellas en las que los alumnos presentan mayores dificultades.

El modelo matemático DEA, considerando los rendimientos a escala constante, constituye una técnica que utiliza la programación lineal para generar una frontera eficiente e indicadores relativos de eficiencia, en la población de la unidad académica estudiada, detallan los autores del estudio.

Por último, en la tercera etapa, se validaron los análisis anteriores realizados por el grupo de investigación, con lo observado en el resultado de una encuesta efectuada a los estudiantes de la unidad académica analizada, tratando de determinar la correlación entre los mismos.

 

RELEVANCIA DEL ESTUDIO

El Ing. Devincenzi explicó que la unidad académica en la que se realizó el estudio tiene implementado un programa de tutorías desde el 2005, pero no cuenta con otros procedimientos de detección más que algunas encuestas, que le permitan una mejor identificación del alumno en riesgo de abandono.

En ese sentido, el modelo matemático ajustado posibilita un proceso casi automático para la individualización de los estudiantes en situación de vulnerabilidad académica.

Con el modelo DEA se validó el comportamiento de las series de tiempo realizadas en base al Índice General de Materias, pudiendo afirmar que reflejan el desempeño de las asignaturas en el período considerado.

“Por lo expuesto podemos deducir que las líneas de tendencia aplicadas en dichas series de tiempo, constituyen una proyección del comportamiento que se puede inferir en cada asignatura, en base a los datos históricos seleccionados de las mismas” resaltó el Ing. Devincenzi.

Si bien el modelo ajustado fue aplicado a la Facultad de Ingeniería de la UNNE, manifestaron también interés en contar con estudios y herramientas similares otras unidades académicas, habiéndose empezado a trabajar con la “UTN Facultad Regional Resistencia” y las Facultades de “Ciencias Económicas” y “Arquitectura y Urbanismo” de la UNNE.

Te puede interesar