Covid-19: cuáles son las provincias que buscan comprar vacunas en forma autónoma

Provinciales 12 de abril de 2021
“Las provincias y el Gobierno de la Ciudad pueden comprar vacunas por su cuenta y los privados también. No está prohibido en Argentina”. La semana pasada, la frase del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, volvió a poner en agenda una discusión que había abierto Juntos por el Cambio cuando reclamó autonomía en la compra de insumos y vacunas, y que clausuró el Gobierno cuando aseguró que todas esas compras las iba a concentrar el estado nacional. El propio ministro coordinador lo dejó en claro cuando San Juan intentó hacerlo el año pasado.
OEXAUKYK23DSIORM23UQGUMVNM-696x464

Después de anunciar un paquete de medidas para enfrentar la segunda ola de coronavirus, Cafiero abrió el juego a los 24 distritos del país, también a los municipios, para que gestionen por su cuenta. En la oposición, y entre algunos gobernadores amigos de la Casa Rosada también, se interpretó el mensaje como una giro en la estrategia político sanitaria del Gobierno para compartir el costo político de contar con pocas vacunas en el país. Ahora, y aunque reconocen la dificultad de acceder a inoculantes en 2021, los gobernadores analizan diferentes estrategias para enfrentar la pandemia del coronavirus.

El primer paso para buscar vacunas por fuera de las negociaciones de la Casa Rosada lo dio el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Ante la consulta de Infobae, un importante funcionario del gobierno porteño ratificó que “se harán todos los esfuerzos” para conseguirlas. Esos esfuerzos implican contactos que ya empezaron el viernes con las empresas privadas que proveen inoculantes al mercado, sobre todo con las farmacéuticas de Estados Unidos, Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

 
“Estamos evaluando las alternativas, las chances en términos de volúmenes y de tiempos de entrega”, agregó el mismo dirigente que, además, no descartó que también se busquen acuerdos con Rusia y China, los Estados que producen y comercializan sus propias vacunas. “Vamos a hacer el intento, queremos agotar todas las opciones”, precisó.

Con relación a las declaraciones de Cafiero, en el entorno de Rodríguez Larreta señalaron que corresponden a una estrategia política. “Como no han logrado los objetivos en términos de cantidad de vacunas, de algún modo tratan de compartir las responsabilidades. Si bien estamos entre los países que más vacunas tienen, nos hace ruido el tema Pfizer, que no se haya llegado a un acuerdo; nosotros apuntamos ahí”, indicaron, aunque en la sede de Uspallata reconocen la dificultad de acceder a dosis durante este año porque las empresas tienen toda la producción de 2021 ya vendida.

De todas formas, tanto el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, como el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, señalaron en las últimas horas en declaraciones radiales que en caso de acceder a vacunas se van a poner a disposición de gobierno nacional para distribuirlas con el resto de las provincias.

El mismo camino buscará desandar Mendoza, que la gobierna el radical Rodolfo Suárez. Aunque asumen que es difícil acceder al mercado porque la cantidad de vacunas es escasa, aseguran que harán el intento para poder “vincularse con el mundo”. Según reveló el Gobernador en una entrevista radial, ya se contactó con empresarios y científicos mendocinos para intentar hacer puentes con los laboratorios y gestionar la compra. De todas formas, hasta el momento, no hay gestiones formales iniciadas.

La provincia de Buenos Aires se mantiene alineada al gobierno nacional respecto a la decisión de que sea el Estado quien concentre la compra de dosis. El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, fue claro: “Entendemos que la compra de vacunas las tiene que hacer la Nación porque tiene que autorizarlo la ANMAT. Guarda con comprar vacunas en cualquier lado porque va a aparecer el mercado negro”. En el gobierno bonaerense avanzaron en julio del año pasado con la gestión para comprar vacunas pero después derivaron en el estado nacional. Al día de hoy entienden que es el único camino posible.

Las tres provincias de la región central del país ya tienen un acuerdo para intentar comprar vacunas en bloque. Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos apuestan a trabajar en conjunto para tener más peso en una potencial negociación. No iniciaron ninguna gestión formal y, por la información que recolectaron, recién podrían avanzar en la compra de dosis el próximo año.

Ante la consulta de este medio, desde el gobierno de Juan Schiaretti aseguraron que las conversaciones para intentar comprar vacunas “nunca dejaron de existir” y aclararon que cualquier intento seria para “conseguir vacunas para fin de año o 2022, ya que hoy todos los laboratorios aun tienen que cumplir lo comprometido con el Estado nacional”. Desde Santa Fe explicaron que en el caso de conseguir vacunas en algún momento, serían para complementar las que compra el Estado nacional y no para centralizar por completo la gestión.

La coordinación entre las tres provincias es el mismo camino que los gobernadores Schiaretti, Omar Perotti y Gustavo Bordet siguieron el año pasado+ cuando se unieron en la búsqueda de respiradores, ya que por volumen sería más probable una operación conjunta que por separado. “No hay expectativas de que en lo inmediato puedan conseguirse vacunas. Los tres coinciden en que hoy no hay mercado”, indicaron.

Una estrategia similar es la que planean seguir las 10 provincias del Norte Grande: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y La Rioja. Un puñado de gobernadores de ese grupo realizaron gestiones con Astrazeneca y Johnson & Johnson. La respuesta que obtuvieron es la misma. Tiene las dosis comprometidas para todo el 2021 con estados nacionales. Es imposible conseguir este año.

De todas formas, la voluntad de gestionar en un bloque regional pretenden mantenerla en el tiempo y poder avanzar en la compra de vacunas cuando la oferta y la demanda logren el equilibrio en la región. Mientras tanto, por más voluntad que tengan, entienden que el gobierno nacional es el único capaz de poder avanzar con las gestiones para traer vacunas a la Argentina.

Tres provincias que están fuera de ese bloque son San Juan, San Luis y La Pampa. El gobierno de Uñac tiene la decisión de avanzar con gestiones de compra pero aún no está definido cómo ni con quién, ya que buscarían integrarse a un acuerdo regional más amplio, mientras que en la gestión pampeana están de acuerdo en que mejor camino es el que se desarrolló hasta ahora, que la Casa Rosada protagonice todas las negociaciones.

En lo que respecta a las provincias del sur, todas son conscientes de la dificultad que existe en el mercado para conseguir dosis. Río Negro ni siquiera evaluó la posibilidad de hacerlo porque considera que es difícil para las provincias poder avanzar en la compra. En Neuquén tienen la voluntad de gestionar la adquisición de dosis, pero entienden que “es inviable” hacerlo. Además, consideran que “no se puede generar falsa expectativas en la sociedad respecto a la compra de más dosis”.

Funcionarios de Chubut, en tanto, reconocieron a Infobae que “es muy difícil” que la provincia esté en condiciones de comprar vacunas por su cuenta. El pasado jueves, el ministro de Salud provincial, Fabián Puratich, afirmó a ADNSUR que “por más que esté habilitado, conseguir las vacunas es algo muy complejo”.

En la misma línea se manifestaron desde el gobierno de Santa Cruz, donde remarcaron que “el interés de la provincia por comprar vacunas estuvo desde el primer momento”, pero se encontraron con los mismos problemas de todos: la falta de vacunas. En el caso de poder gestionar a nivel de jurisdicciones, el gobierno de Alicia Kirchner se sumaría a una potencial gestión de compra de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, por el momento, no es una opción.

En el fin del mundo, en Tierra del Fuego, explicaron que la gestión de Gustavo Melella tiene la intención de conseguir más vacunas, pero saben que la logística es compleja. Entre las provincias del sur no descartan trabajar en bloque en un futuro. Por ahora, cada una se mantiene abocada a su plan de vacunación bajo el paraguas del estado nacional.

“La provincia viene trabajando desde agosto de 2020 con la embajada de Rusa y China, además de sumar el diálogo en este último tiempo con la embajada Cubana por la vacuna soberana”, indicaron a este medio desde el gobierno fueguino, además confirmaron que mantienen contactos con otras provincias del sur para evaluar la logística. La mayoría de las provincias pretenden explorar la negociación autónoma, aunque consideran que no es el momento para hacerlo porque no hay dosis disponibles en el mundo.

Te puede interesar